Los síntomas de la andropausia: La menopausia masculina


Es común que a medida que el hombre va envejeciendo se presenten los síntomas de la andropausia debido a la disminución de los niveles hormonales. El estilo de vida moderno trae consigo altos niveles de estrés y hábitos de nutrición y de actividad física deficientes; lo anterior junto con una expectativa de vida más elevada provoca efectos considerables para el cuerpo del hombre. Cuando las glándulas que producen hormonas se ven obligadas a hacer un mayor esfuerzo por más tiempo, no deberíamos preguntarnos por qué eventualmente las hormonas sufren un desequilibrio.
En el hombre, este desequilibrio hormonal, a menudo tiene un impacto más fuerte en la testosterona y el cortisol (la hormona del estrés). Debido a que los niveles de testosterona y de cortisol se encuentran fuera del rango normal, el hombre experimenta una variedad de síntomas de la andropausia.

Estos síntomas de la andropausia incluyen:

¿Qué es exactamente la Disfunción Eréctil?
La disfunción eréctil es la incapacidad de mantener una erección lo suficientemente firme para tener un coito o actividad sexual. La DE puede ser la incapacidad total para alcanzar la erección, una inconsistencia para alcanzarla o la incapacidad de conservarla por un amplio periodo de tiempo. Existen varias causas para que ocurra la disfunción eréctil en el hombre, causas que son influenciadas por las hormonas.
Las Hormonas y la Disfunción Eréctil
Las hormonas regulan las funciones de su cuerpo. Trabajan en conjunto para ayudar a su cuerpo a funcionar de forma óptima, si una de ellas no está en sus niveles óptimos, afectará a las otras. De forma que si existe una deficiencia o exceso de una hormona particular en su cuerpo, experimentará un número de síntomas del desequilibrio hormonal.
En la andropausia, la disminución de los niveles de testosterona crea una reacción en cadena que ocasiona varios síntomas incluyendo en algunos casos, la disfunción eréctil. La testosterona afecta la capacidad del hombre para producir las erecciones. La disminución de testosterona reduce la libido o el apetito sexual y en consecuencia puede afectar la capacidad del hombre para desarrollar y sostener una erección. En algunos casos, el deseo sexual existe pero el hombre es incapaz de tener una erección. Esto se debe a que se supone que el cerebro envía la señal de liberar el óxido nítrico que relaja los músculos del pene, permitiendo que la sangre fluya por él. Si no se libera el óxido nítrico, como en el caso de que exista demasiada placa arterial, lugar donde el óxido nítrico se produce, es difícil que el hombre pueda alcanzar la erección.
Altos niveles de la hormona del estrés, el cortisol, pueden tener un efecto perjudicial en la testosterona. La prolactina, un químico que es segregado por la glándula pituitaria, juega una parte importante en la disfunción eréctil. Altos niveles de prolactina pueden ocasionar que los niveles de testosterona disminuyan. Las hormonas tiroideas hipoactivas, o el hipotiroidismo, también estimulan la producción de prolactina que disminuye los niveles de testosterona. El bajo nivel de testosterona que ocasiona la andropausia en el hombre también puede ser consecuencia de hipogonadismo o falla testicular. La anormalidad testicular crea una deficiencia extrema de testosterona que conduce a la disfunción eréctil.
Otros factores que contribuyen a la disfunción eréctil son la enfermedad en el hígado o el riñón que ocasiona el desequilibrio hormonal. Por ejemplo, la enfermedad en el hígado puede ocasionar altos niveles de estrógeno en el cuerpo del hombre, que contribuirá efectivamente con la disfunción eréctil. La opresión de las venas, la diabetes y el medicamento para la presión baja son causas que también contribuyen con la disfunción eréctil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario